domingo, 9 de mayo de 2010

Sustentabilidad ya

El gobierno debe evitar el colapso de la pesca de merluza La cantidad de juveniles de merluza descendió un 69% en 2009, con respecto al año anterior. Este dato puso en alerta al Consejo Federal Pesquero que mañana evaluará, una serie de medidas urgentes para favorecer su recuperación. Para la Fundación Vida Silvestre Argentina, las autoridades deben promover una política sustentable si se quiere evitar el colapso del principal recurso pesquero argentino y salvar miles de puestos de trabajo. Buenos Aires, miércoles 5 de mayo de 2010.- El Subsecretario de Pesca de la Nación, Norberto Yauhar, reconoció, por primera vez en lo que va del año, el estado preocupante de la merluza común. Como consecuencia, el Consejo Federal Pesquero (CFP) deberá decidir, el jueves, las medidas a adoptar para evitar el colapso de la principal pesquería nacional. En caso de ocurrir, podría generarse un grave impacto ambiental, afectar a más de 20 mil trabajadores y al 40% de las exportaciones de pescado del país. “Desde la Fundación Vida Silvestre Argentina presentamos propuestas que consideramos elementales para evitar el colapso e impulsar una política pesquera que garantice peces, pesca y pescadores para siempre. Esperamos que estas y otras medidas sean consideradas en la próxima reunión del Consejo Federal Pesquero, ya que la situación es crítica. Antes, quedaban pocos ejemplares adultos. Ahora, también quedan pocos juveniles”, alertó Guillermo Cañete, Coordinador del Programa Marino de Vida Silvestre, en base al nuevo informe del Instituto Nacional de Investigación y Desarrollo Pesquero (INIDEP), que señala que la cantidad de juveniles de merluza descendió un 69% en 2009, con respecto al año anterior. Para el año en curso, al menos dos medidas resultaron alarmantes por atentar contra la recuperación del recurso. Específicamente, Vida Silvestre objetó que se dispusieran capturas de 290 mil toneladas para 2010, un 30% superiores a las recomendadas. Y, por otro lado, cuestionó la continuidad de la medida por la cual se suspendió el uso del dispositivo de selectividad aplicado en redes de pesca de merluza (DEJUPA), que evitaba la captura innecesaria de juveniles. La próxima semana, se cumplirá con el plazo de la última prórroga, totalizando más de 450 días sin protección de juveniles, y sin ninguna solución superadora hasta el momento. Aunque el propio Subsecretario de Pesca, Norberto Yauhar, reconoció esta semana que “ni la sustentabilidad, ni la seguridad alimentaria serán posibles mientras exista pesca ilegal, no declarada y no reglamentada”, las medidas adoptadas por el gobierno, hasta el momento, no han logrado solucionar las amenazas ni garantizar la estabilidad del sector. “La Fundación Vida Silvestre Argentina (FVSA) ha venido advirtiendo sostenidamente que la pesca de merluza se encuentra en crisis. Los indicadores ambientales revelan que la situación empeora cada año, y el cierre de empresas y los despidos de miles de trabajadores lo confirman en forma categórica. Sin embargo, ni las medidas adoptadas para la pesca de merluza en 2010, ni los discursos de la Subsecretaría de Pesca reconocieron, hasta ahora, la gravedad de la situación. Celebramos este cambio de actitud como un primer paso, pero es solo un parte de la transformación necesaria en materia de gestión pesquera”, opinó Diego Moreno, Director General de Vida Silvestre Argentina. Concretamente, la Fundación Vida Silvestre Argentina, con el apoyo de más de 10 organizaciones de la sociedad civil que integran el Foro para la Conservación del Mar Patagónico, emitió un comunicado en el que considera una serie de medidas necesarias para avanzar en forma sólida y sostenible en la recuperación del principal recurso pesquero nacional: 1. Reducir en un 30% de las capturas permitidas para 2010. 2. Implementar inmediatamente los controles necesarios para garantizar la utilización efectiva de dispositivos de selectividad. 3. Establecer un mecanismo de revisión de pares, por parte de expertos, de la información científica generada por el INIDEP y de su estrategia de investigación para orientarla bajo el enfoque ecosistémico, en tanto constituye la base científica de las decisiones políticas de la autoridad de aplicación. 4. Avanzar en la implementación de un sistema integrado de monitoreo y control pesquero que incluya la mejor tecnología disponible, el tratamiento de la información generada y el proceso de toma de decisiones, de acuerdo a las recomendaciones de la FAO. 5. Garantizar el libre acceso a la información pública ambiental, para demostrar resultados tangibles y verificables de las medidas implementadas. “Tenemos la certeza de que las medidas solicitadas representan un primer paso imprescindible para migrar hacia un modelo de desarrollo pesquero verdaderamente sustentable, apoyado en la participación responsable de todos los sectores interesados, los usuarios, los administradores, los científicos y la sociedad civil en su conjunto. Creemos que, una vez garantizado el piso mínimo establecido por las medidas solicitadas, sería necesario avanzar hacia la elaboración de un Plan de Manejo Basado en el Ecosistema, que contemple objetivos e instrumentos claros para la recuperación del recurso y un tratamiento adecuado a la emergencia del sector en el corto plazo, asegurando la sustentabilidad de la pesquería”, sostuvo Diego Moreno, Director General de Vida Silvestre. 04/05/10 FUNDACION VIDA SILVESTRE ARGENTINA

No hay comentarios.:

Nuevo recurso UMAPPER

Geolocalizaciones: Bajo la ALUMBRERA

Ver Minera Alumbrera Catamarca en un mapa más grande

Poblacion Mundial en cifras

Imagenes para pensar

Santa Catalina

La Basura y Las inundaciones en Villa Fiorito dos problemáticas ambientales graves.

Pueblos originarios en imágenes una deuda pendiente

Maná : ARDE EL CIELO

Homenaje de Maná